xnxx porno - sohbet hatti - mobil porno - seks hatti numarasi

socialbar

Udelar necesita presupuesto acorde a su crecimiento en el interior

En los últimos 10 años la Universidad de la República ha logrado una importante presencia en el interior, con el desarrollo de las actividades de enseñanza, investigación y extensión, que constituyen un factor de transformación territorial a escala local y regional.

Más investigación
Al 2017 se han radicado en el interior, en el marco del Programa Polos de Desarrollo Universitario (PDU), 200 docentes con alta dedicación organizados en 54 proyectos PDU y 10 departamentos, dependientes del programa central de trabajo en el interior, que se suman a otros docentes ya radicados. Además se desarrollan proyectos y programas de investigación regionales, interregionales e internacionales, con la integración de ayudantes, asistentes y estudiantes de grado y posgrado.

Más estudiantes
En 2017 ingresaron 3676 estudiantes en el interior, correspondiendo al 14,4% del total de ingresos a la Udelar (los números primarios al 2018 registran que ingresaron más de 4000 estudiantes en el interior). Actualmente hay 12.000 estudiantes universitarios estudiando en el interior, que tienen un perfil de origen socio-económico y cultural diferente al de Montevideo, donde diversos estudios señalan una mayor presencia de los sectores de menores recursos.

Más carreras
El aumento progresivo de estudiantes en el interior genera un aumento y diversificación del número de carreras de grado, tecnicaturas, ciclos iniciales optativos y formación de posgrado: en 2018 hay más de 115 ofertas de enseñanza en el interior http://www.cci.edu.uy/node/83
También se ha incrementado el número anual de cursos de Educación Permanente en el interior: 195 por año, superando los 6.000 participantes.

Más infraestructura y equipamiento
El crecimiento de las actividades universitarias en el interior necesitó la ampliación de la planta física en los centros y las sedes. En el último periodo se destinaron importantes recursos para adecuar las condiciones edilicias a los requerimientos mínimos del funcionamiento universitario, completando un total de 62.314 m2 al año 2017. En esta infraestructura se instaló importante equipamiento científico, en algunos casos, único en el país.

En 2018 se avanza en obras en cinco sedes: un nuevo edificio para aulas en Maldonado; en Rivera se construye un nuevo edificio en el espacio interinstitucional; en Tacuarembó se prepara la finalización del nuevo aulario; en Salto se avanza en la construcción del edificio para laboratorios y la adecuación de edificios preexistentes al igual que en Paysandú.

Consolidación de los Centros Universitarios Regionales:
En 2017 se continúa avanzando en el funcionamiento institucional de los Centros Universitarios Regionales (CENUR) Litoral Norte y Este (CURE). Ambos desde abril de 2016 poseen unidades ejecutoras propias y si bien la supervisión central de los procedimientos y de la contabilidad se mantiene, se garantiza el correcto funcionamiento y la implementación de las buenas prácticas de gestión y ejecución presupuestal y financiera a nivel de estas regiones.
En 2017 se aprobó la Ordenanza para la creación de Departamentos Académicos para los CENURES. Con esta normativa, se comienza una instancia de construcción de las mejores posibilidades para consolidar estructuras académicas permanentes en el interior.

Sin embargo:
La Udelar en el interior debió trabajar en 2017 con la misma asignación presupuestal que en años anteriores, con una tasa general de crecimiento de las actividades universitarias en el entorno del 10% anual en el conjunto del interior. Se logró cerrar el balance anual sin déficit y con el cumplimiento del conjunto de las actividades previstas y la continuidad en la ejecución del plan de obras, algunas planificadas y otras emergentes, gracias a un cuidadoso seguimiento y el compromiso de docentes y funcionarios técnicos, administrativos y de servicios que trabajan en el interior y en la Comisión Coordinadora del Interior (CCI).

A pesar de los importantes resultados obtenidos en el proceso de descentralización, aún se encuentran muchas dificultades:
* Limitaciones en la estructura administrativa que permita un desarrollo con una visión estratégica a mediano plazo
* Estructura académica insuficiente para consolidar un sistema universitario robusto
* Insuficiencia edilicia (a pesar de los nuevos edificios) que se vincula principalmente con el aumento del número de estudiantes inscriptos
* Estructura de gastos e inversiones insuficientes para el mantenimiento de la infraestructura creada, tanto edilicia como en equipamiento científico
* El aumento de las actividades de investigación y docencia, genera progresivamente un déficit estructural en el rubro gastos e inversiones, que de no resolverse comenzará a debilitar las ofertas de enseñanza, las actividades de investigación y de extensión universitaria.

Desafíos 2018:
La Universidad de la República se enfrenta a partir del 2018 a una nueva fase de crecimiento, cuantitativa y cualitativa del conjunto de actividades universitarias en el interior. Ello implica: mayor número de estudiantes, más carreras en funcionamiento, crecimiento de las actividades de extensión y de investigación. La mayor coordinación de las actividades universitarias intra y extra regional implica más movilidad de docentes y estudiantes, todo esto nos enfrenta a la necesidad de mayores recursos para financiar este crecimiento. La inauguración de los nuevos edificios, necesariamente demanda mayor número de docentes y funcionarios técnicos, administrativos y de servicios trabajando en el interior.
Las evaluaciones primarias indican que con los recursos disponibles resulta imposible afrontar la situación actual y la tasa de crecimiento universitario registrada y proyectada para los próximos años.

De lo contrario se nos presentan algunas interrogantes:
* ¿Puede sostenerse ese crecimiento continuo de matrícula en estas condiciones?
* ¿Se podrán seguir brindando todas las ofertas de enseñanza que hay actualmente o habrá que suprimir algunas?; ¿se deberán establecer cupos, cuando se está trabajando para que no haya limitaciones al acceso a la educación terciaria pública?
* ¿Se perderá lo invertido en laboratorios por falta de mantenimientos adecuados a dicha inversión?; ¿los grupos de investigación detendrán sus actividades?
* ¿Se sostienen las actividades de enseñanza, investigación y extensión con egresados o docentes que no pueden acceder a continuar su formación en postgrados?
* ¿Seguiremos en deuda con la necesidad de profesionales de la salud en el interior?
* ¿Se completan las ofertas de enseñanza en las regiones?, ¿o dejamos estudiantes sin posibilidad de culminarlas y perdiendo por tanto la inversión que ya se hizo en los primeros años?
*¿Atendemos las necesidades diferenciales de los funcionarios del interior en tanto se vinculan con todos los servicios de la capital?, ¿o seguimos aumentando la brecha existente hoy tanto en sus posibilidades de formación como en su avance en la carrera funcionarial?

Para continuar con el proceso de regionalización y desentralización de la Udelar, consolidar lo existente y avanzar, se necesita incrementar el presupuesto en seis líneas transversales:
* Adecuación salarial
* Mejoramiento de la calidad académica y las condiciones laborales
* Mejoramiento de la infraestructura para el estudio y el trabajo
* Investigación y fortalecimiento de postgrados
* Acceso democrático a la enseñanza superior de calidad
* Fortalecimiento y calidad de la gestión y el desarrollo institucional.

Por mayor información sobre la solicitud presupuestal de la Universidad de la República, visitá: http://udelar.edu.uy/presupuesto/

Destaque: