porno - sohbet hatti - mobil porno - seks hatti numarasi
seks sohbet numara - sohbet telefonları - sohbet hatları Hd ve donmadan sex izle sitesine mutlaka bir bakmalısınız

socialbar

Udelar y país en clave regional: se instaló el primer consejo del Cenur Noreste

El 22 de octubre en Tacuarembó se instaló el Centro Universitario Regional (Cenur) Noreste de la Universidad de la República (Udelar), con la presencia de numerosas autoridades universitarias, representantes del gobierno nacional y referentes locales. Esta nueva estructura, con una directora, Consejo y Claustro regionales, hará posible la integración académica y administrativa de las sedes de la Udelar que ya funcionan en Rivera, Tacuarembó y Cerro Largo, y de otras que puedan crearse en esa región del país.

Los Cenur son servicios universitarios que operan en una zona geográfica determinada, cumpliendo con las funciones de enseñanza, investigación y extensión universitarias, en relacionamiento directo con las facultades, institutos, escuelas y demás servicios de la Udelar. Dependen del Consejo Directivo Central (CDC) pero poseen órganos de cogobierno propios: los Consejos y Asambleas del Claustro regionales, que se suman a los órganos de las sedes locales.

El Cenur Noreste es el tercero que se crea, luego del Cenur Litoral Norte, integrado por las sedes universitarias de Salto y Paysandú y las casas de la Universidad de Artigas y Río Negro, y el Cenur del Este (CURE), que organiza la actividad universitaria en Maldonado, Rocha, Treinta y Tres y Lavalleja.

El primer Consejo del Cenur Noreste, de carácter interino, se instaló en un acto considerado como «histórico», que motivó el traslado de varias decenas de autoridades y representantes universitarios desde Montevideo y otros puntos del país. Estuvieron presentes el rector Rodrigo Arim, la directora regional Isabel Barreto, los directores de los Centros Universitarios de Rivera, Mario Clara y Tacuarembó, Daniel Cal, el director de la Casa Universitaria de Cerro Largo (Cucel), Enrique Mazzei y el presidente de la Comisión Coordinadora del Interior (CCI), Rodney Colina.

También participaron los integrantes del Consejo Directivo Central (CDC), los prorrectores de Gestión Administrativa, Luis Leopold; de Extensión y Relaciones con el Medio, Mariana González; de Enseñanza, Juan Cristina, y de Investigación, Cecilia Fernández, junto con directores de servicios y funcionarios de Oficinas Centrales de la Udelar. Estuvieron presentes además representantes de los órdenes estudiantil, docente y egresados e integrantes de la Unidad Académica de la CCI, así como el subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Santiago Soto, el intendente departamental de Tacuarembó Eber Da Rosa, legisladores y referentes locales.

En el acto Cal dio la bienvenida a los asistentes y señaló en especial la presencia de estudiantes de dos instituciones educativas vecinas al Centro Universitario de Tacuarembó, la escuela del barrio Don Audemar, y el liceo Nº 2 Andresito. Recordó que alumnos de ambas instituciones habían estado presentes en el acto en el que se firmó el convenio para crear la sede en Tacuarembó y algunos de ellos hoy estudian en la Udelar.

El director destacó algunos hechos importantes para el proceso de descentralización de la Udelar en la región, entre ellos la construcción de la Residencia Estudiantil Universitaria que se está llevando adelante en Tacuarembó, a través de un acuerdo entre la Intendencia del departamento y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).

Recordó la inauguración del laboratorio de la carrera de Tecnólogo cárnico en Tacuarembó hace casi diez años, en un evento donde estuvo presente el CDC. Esta fue la primera oferta de formación terciaria que hubo en el departamento, llevada adelante por la Udelar en conjunto con ANEP.

Finalmente resaltó que se ha trabajado muy duro en estos últimos tiempos, en el acuerdo entre los colectivos de estudiantes, docentes, egresados y funcionarios, para concretar un proceso de muchos años que culminó con la aprobación por parte del CDC de la creación del Cenur Noreste, dos semanas atrás.

Imperativo ético
Por su parte, Rodrigo Arim definió la apertura del nuevo Cenur Noreste como «un festejo colectivo de una comunidad universitaria que hace diez años en base a una discusión democrática, se puso un conjunto de objetivos y diseñó instrumentos para hacer realidad un viejo anhelo y un viejo imperativo que tiene la institución, que es desarrollar universidad en todo el país».

El rector repasó los avances en el desarrollo de la Udelar en la región y en el país en la última década. Señaló que «difícilmente hace diez años se habría podido imaginar una que hoy habría varias carreras universitarias en el interior, algunas de ellas únicas a nivel nacional, y varias decenas de docentes instalados en el interior, algunos con dedicación total, generando conocimiento al más alto nivel». Además, trabajando en distintas disciplinas que dialogan entre sí. Tampoco hubiera sido posible «imaginar hace diez años a la universidad en el interior dialogando con otras instituciones públicas como la Intendencia Departamental de Tacuarembó» expresó.

Recordó la participación en el proceso de descentralización universitaria de actores importantes como Rodrigo Arocena, y otros que la continuaron hasta hoy. Arim destacó que el intercambio sobre la descentralización se dio desde la democracia universitaria e involucró a los distintos colectivos que debatieron en forma abierta sobre el tema. Esa discusión tan rica y el conjunto de decisiones que se tomaron a partir de ella, permitieron llegar a concretar este nuevo Cenur, indicó, probablemente «el último gran paso de los que la Udelar se había planteado hace diez años y que le quedaba por dar».

Arim subrayó que la Udelar tenía un desarrollo importante en Tacuarembó, en Rivera y un avance relativo en Melo, frente a lo cual la universidad tenía la obligación de generar en forma progresiva la institucionalidad que permitiera transferir autonomía y construir capacidades locales. «Había que tener la precaución de no cometer errores de procedimiento en este proceso, que llevaran a dar pasos con demasiada premura, y a la vez evaluar en forma continua y sistemática los logros».

Sostuvo que la transferencia de autonomía se da a través de un proceso paulatino y requiere de un compromiso del CDC. «A partir de ahora se requiere nuevamente tomar decisiones para elaborar una nueva propuesta de desarrollo universitario, tanto en el interior como en Montevideo, y esa propuesta debe tener como eje central la preservación de los valores que implican la calidad académica» indicó. «la Universidad no puede renunciar a este aspecto medular, debe asegurarse de que cada paso que da va al encuentro de los estándares de calidad propios de la vida universitaria» agregó.

Destacó que la Udelar concentra el 87% de los estudiantes que ingresan a la educación terciaria en todo el país, por lo que se le presenta el desafío de abrir sus puertas y democratizar cada vez más el acceso al conocimiento avanzado, este es «un imperativo ético que tiene el país y la Udelar como principal actor institucional en esta tarea». En ese compromiso no se deben perder de vista tres puntos de partida: la calidad académica, la discusión democrática y la celeridad, cuando la universidad sale al encuentro de necesidades impostergables para el país.

Señaló la importancia de estrategias novedosas que se introdujeron en esta propuesta regional de la Udelar, como la cogestión de las instalaciones universitarias con otras entidades. En el caso de Tacuarembó, se realiza con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), y en el Centro Universitario de Rivera, con otras entidades de educación terciaria pública. Es necesario reivindicar y proyectar esta estrategia, porque permite cuidar los recursos públicos y explotar las sinergias entre las instituciones.

Rodney Colina se refirió al Programa Regional de Enseñanza Terciaria (PRET) impulsado hace casi quince años, al que catalogó de emblemático. «El PRET se elaboró con la participación social activa donde los diferentes actores de la región que plantearon sus demandas a la Universidad, en cuanto a la formación de recursos humanos y a la generación de conocimientos pertinentes en la región» indicó. Sobre estas bases se produjeron documentos orientadores en 2007 y 2009, que guiaron el desarrollo universitario en el interior.

También valoró el proceso de reuniones e intercambios que llevó adelante la CCI junto con el Rectorado, directores y colectivos de la Udelar antes de la creación del Cenur, y señaló que esta marca un momento histórico para la Udelar y para la región.

Colectivo, maduro y sólido
Por su parte, la nueva directora regional señaló que la instancia era cun momento de enorme alegría, muy esperado y ansiado por la región, producto de un trabajo colectivo maduro y sólido que implicó lo académico y lo institucional y de una decisión política tomada por el CDC el 8 de octubre. Resaltó que este proceso se nutrió de las experiencias, errores y aciertos de los otros Cenur.

Isabel Barreto sostuvo que esta instancia establece un nuevo inicio que implica compromiso, responsabilidad, y como en las anteriores fases del trabajo, estar presentes en todo el proceso, «ponerse la camiseta de la Universidad y de la región». Las tareas por venir requerirán generar nuevas estructuras, pensar en los departamentos, en el presupuesto, en los órganos de cogobierno que hay que formar con miras a las elecciones universitarias del 2020, y crear nuevas líneas de investigación comprometidas con la región, entre otras.

Convocó a los egresados a estar presentes en este proceso y destacó su rol importante para aportar la mirada de la sociedad. También instó a los estudiantes a participar en el ámbitos de cogobierno y los destacó como pilar importante en el funcionamiento del Cenur y de la sociedad. Subrayó la importancia de los funcionarios técnicos, administrativos y de servicio (TAS), sin los cuales no sería posible llevar adelante este proceso en el cual se va a presentar una realidad más compleja.

Explicó que la región tiene hoy 2500 estudiantes, 400 docentes (de los cuales más de 70 están radicados en la región), 17 Polos de Desarrollo Universitario (PDU), 14 carreras y un Ciclo Inicial Optativo y manifestó que su aspiración era crecer más.

A continuación Isabel Barreto presentó a los integrantes del Consejo Directivo de la región Noreste: los directores de los centros universitarios y casa universitaria de la región, los representantes de los distintos órdenes y de los funcionarios no docentes.

También se presentó el documento actualizado del PRET de la Región Noreste. Ana Clara Bouzas, integrante del equipo que realizó la actualización, explicó que ese grupo se conformó en 2016 con docentes de las tres sedes de la región: Mauricio de Souza por la Casa de la Universidad de Cerro Largo (Cucel), Julio Salles de Centro Universitario de Tacuarembó (CUT), Gustavo Cánepa de la Unidad de Apoyo Académico de CCI y Bouzas por el Centro Universitario de Rivera (CUR).

Bouzas destacó «lo valioso del trabajo en equipo de las tres sedes de la región con el apoyo de la CCI, logrando culminar este documento». También se refirió a «la muy buena actitud de los tres órdenes de la región y los funcionarios TAS que han participado activamente de este proceso, dejando de lado las particularidades de cada sede para pensar en clave de región».

Señaló que el PRET se basa en el documento que se elaboró en 2008 y que esta es una versión actualizada a la fecha que presenta una parte diagnóstica y otra con propuestas. Para realizar el diagnóstico el equipo realizó «un relevamiento de bibliografía existente, considerando ciertos aspectos de la región: socioculturales, económico-productivos, ambientales y educativos». En los aspectos educativos, «haciendo foco en las características que presentaba la Udelar en la región junto a la información brindaba por cada una de la sede» explicó Bouzas.

Las versiones preliminares de este diagnóstico fueron presentadas en las dos reuniones de la comisión intersedes que se realizaron en 2016 en Cucel y CUR respectivamente. Mientras que la segunda parte del diagnóstico «se realizó a partir de una consulta a referentes externos de la universidad locales y regionales en temáticas educativas, ambientales, socioeconómicas y productivas» señaló.

Luego se realizó «una consulta al demos universitario regional donde la idea fue recabar las visiones que tenían sobre el presente y el futuro del desarrollo de la región. Estas consultas se realizaron en formato taller y a través de relevamiento con formularios en línea» remarcó.

Por último, se realizó una reunión regional en julio 2019 donde se definieron ejes y sub ejes «en los cuales se va a desarrollar la universidad en los próximos diez años». El eje 1 es Territorio y ambiente y tiene cuatro sub ejes: Agroecología, Sistemas productivos, Recursos naturales y biodiversidad y Ruralidades. El segundo eje es Desarrollo humano y tiene tres sub ejes: Salud y calidad de vida, Equidad social y Políticas y procesos educativos. El eje 3 es Población, sociedad y cultura y tiene cuatro sub ejes: Diversidad biológica humana, Identidades y patrimonio, Lenguaje y comunicación y Migración y frontera.

«Se definieron ejes transversales, es decir aspectos que atraviesan a todos los ejes y sub ejes, presentando características propias de la región» señaló Bouzas. Estos son: Frontera, Gobernanza, Ciencia, tecnología e innovación, Cultura y Educación. En su sección final el documento contiene la redacción de los objetivos y los contenidos de los ejes y sub ejes.

«Creemos que esta información brindada por actores propios de la región, desde sus propias visiones, posibilitará que la región pueda seguir avanzando en la definición de propuestas más concretas» remarcó. «Esperamos que este PRET sea un insumo relevante para los ámbitos de gobierno de la región y hacia la construcción colectiva regional» concluyó Ana Clara Bouzas.

Posteriormente, estudiantes de escuelas y liceos de Tacuarembó entregaron cuatro ejemplares de este documento a representantes del orden docente, egresados y estudiantes y de los funcionarios TAS, y fueron niños y adolescentes «ya que simbólicamente va a ser para ellos esta construcción» explicó Bouzas.

El cierre del acto fue en el interior de la sede de Tacuarembó cuando Arim y el intendente Da Rosa descubrieron una placa en recuerdo a la instalación del primer Consejo Regional del Cenur ante los aplausos de las autoridades y público presente que acompañó este importante momento para la Udelar.

Fuente: Portal de Udelar

Noticia relacionada: Cenur Noreste comienza a funcionar

 

 

Destaque: